En este momento estás viendo ¿No consigues consolidar tus hábitos?

¿No consigues consolidar tus hábitos?

Vuelve al origen: alimentación antiinflamatoria

¿Te propones retos como mejorar la alimentación, iniciarte en un nuevo deporte o emprender un nuevo proyecto y los acabas posponiendo?😢 Pasan las semanas y el estrés por no llevarlo a cabo aumenta junto a tu sensación de frustración.

 

Algunas razones por las que no somos capaces de alcanzar estos objetivos y mantenerlos en el tiempo:

😈 Bloqueos:

Nuestro cerebro actúa en base a lo aprendido a lo largo de los años. Es normal que resulte desafiante cambiar un hábito que lleva contigo toda una vida, por eso es interesante introducir técnicas para la gestión emocional. Cuando meditamos, estamos creando nuevas rutas neuronales que nos ayudan a tomar nuevas acciones y salir de los patrones aprendidos para incorporar los nuevos.

✍️ Plan:

Te cuesta organizarte, no ves claro por dónde empezar y te sientes perdidx. Marcar objetivos a corto plazo puede ayudarte a conseguir objetivos más grandes. Estar acompañado de un profesional durante el proceso de cambio puede ser clave para lograr iniciarte y sobretodo, para mantener estos hábitos a largo plazo.

🧠 Adicción:

¿Por qué elegimos ciertos hábitos y no otros? El Sistema de recompensa está implicado en la adicción, es fundamental culminar la búsqueda con el estímulo correcto de una necesidad ya sea emocional, intelectual o fisiológica. (Un abrazo, agua, comida, descanso..)

La ingesta de ciertos alimentos como el trigo o el azúcar eliminan sustancias que apagan el sistema de recompensa, por lo que el cuerpo continúa la búsqueda creando una mayor adicción.

La alimentación antiinflamatoria, basada en la dieta del origen de nuestros ancestros, ayuda a evitar muchas patologías y mejora nuestro estado de salud, prioriza el consumo diario de alimentos y no productos:

  • Verduras, hortalizas y frutas (de temporada, mejor si son ecológicas)
  • Pescados salvajes, ricos en omega 3 (sardina, boquerón, caballa, salmón, lecha…)
  • Huevos
  • Carne de ave (pollo, pavo, pato…)
  • Grasa de calidad (Aceite de Oliva Virgen Extra aguacate, ghee, aceite de coco…)

Además, pasaban largas horas bajo el sol y se movían en ayunas para conseguir el alimento.

¿Quieres mejorar tus hábitos?

Si puedes verlo, ¡puedes transformarlo!

Puedes ver todos mis Planes de Asesoramiento Nutricional aquí.

Con cariño, Sara

 

Compartir:

Deja una respuesta